La casa literaria
 FAQFAQ   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   RegistrarseRegistrarse 

Fecha y hora actual: Lun Dic 16, 2019 5:37 am
Entre para ver sus mensajes privados | Login
"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS"

 
#
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Nuestros relatos -> Misterio
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
BLADERUNNER






Registrado: 22 Ene 2009
Mensajes: 229
Ubicación: Madrid

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Jue Feb 19, 2009 5:50 pm    Asunto: "LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" Responder citando

¡Hola a todos!

Os dejo un sucinto extracto de una novelita en la que estoy trabajando ahora. Se denomina "La casa de las 1000 puertas". En mi blog de novelas me han realizado una entrevista acerca del hotel abandonado "Colonia Puig", en Montserrat, Barcelona. Este lugar, totalmente verídico, es el eje central de mi relato.
¡Un saludo!

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS"

El claustrofóbico corredor, angosto y en penumbras, se extiende hasta el infinito como una prolongación del Cosmos. El suelo que pisan está cubierto por una pátina reluciente de color ceniciento formada por diminuta gravilla molida. Cuando Laura la toma entre sus delicadas y pequeñas manos esta se escabulle entre sus dedos alargados de pianista consumada y cae como nieve derretida que rociara un campo de exterminio. Posee la textura siniestra y tosca de un recio metal que no hubiera sido bruñido. Tan sólo unos metros más atrás Mateo avanza desorientado, a ciegas, buscándola con las manos extendidas en un inequívoco gesto implorante. Se ha entretenido demasiado tiempo escudriñando a través de las mugrientas puertas de plástico semi-transparentes y leyendo las pequeñas etiquetas adheridas que revelan una concisa información de lo que se halla al otro lado de ese umbral quebradizo, liviano e inconsistente. La proyección mental del soberbio hotel en ruinas, donde se han introducido como vulgares cacos en busca de alhajas rutilantes, comienza a desvanecerse, tal vez engullida por las sombras implacables que devoran el inextinguible pasillo sin ornamentos de ninguna clase ni tragaluces. Las puertas fluctúan insinuantes mecidas por una corriente subterránea de aromas fétidos que exhalan pavorosas grietas de al menos 10 metros de longitud. Mario y Katia llevan horas desaparecidos. Laura no puede recordar el momento preciso en que sus pasos y sus voces fueron desmoronándose en la distancia hasta convertirse en un murmullo imaginario. Iban delante, como la avanzadilla suicida de un pelotón adiestrado para acometer ofensivas militares de alto riesgo.

Puertas y más puertas, cientos de ellas, distribuidas a partes iguales a ambos lados del corredor, zigzagueando en rocambolescos meandros y espirales elípticas que sólo llevan a la confusión y el agotamiento.

Se escucha un tenue sonido de violines acompasado y bello como una partitura clásica. Posee una cadencia uniforme que logra apaciguar su ánimo conturbado y ahuyentar a los espectros que moran en su sueño. Junto a ellos se han volatilizado también sus amigos y el fantasmagórico hotel Colonia Puig.

Como una inexperta funambulista que avanzara a trompicones sobre un delgadísimo alambre en suspensión Laura atina milagrosamente a alcanzar el ovalado interruptor plateado, que se encuentra sobre una mesilla de noche situada a su derecha junto a una torreta escalonada de cd´s de Tchaikovski, Schumann y Liszt. Se halla en su habitación, repleta de retratos en blanco y negro al carboncillo de prestigiosos compositores como Beethoven y Mozart. Hay uno especialmente grande y llamativo de Schumann que ocupa gran parte de la pared junto a su cama. Pequeñas trofeos, con forma de piano o violín, y estatuillas de plata conforman el panorama ornamental del dormitorio. Todavía conmocionada por los efectos secundarios de un despertar rudo y demasiado apresurado se anega los ojos perezosamente y se concentra en la música, persistente y seductora. Reconoce al instante el estigma inefable de Tchaikovsky interpretando su magistral concierto para violín en Re Mayor Opus 35. Provenientes de la cocina le llegan deliciosas emanaciones de pan recién tostado, amalgamadas con el de café recién molido. Entusiasmada ante la perspectiva de saludar a la mañana con un copioso desayuno se abrocha su reloj de pulsera, un costoso modelo Längengrad Seattle, y se dirige hacia la fuente de los irresistibles aromas arrastrando los pies como un fantasma con grilletes de hierro.

_________________
WWW.GLOBEDIA.COM
WWW.BLADERUNNER-SIRENAS-IN-LOVE.BLOGSPOT.COM; WWW.SIRENAS-IN-LOVE-SIRENAS-IN-HELL.BLOGSPOT.COM
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   


#
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Nuestros relatos -> MisterioTodas las horas son GMT + 2 Horas
Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Designed by:wordpress designcell phone reverse directory

Crear un foro gratis | foros de Literatura & Poesía | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo