La casa literaria
 FAQFAQ   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   RegistrarseRegistrarse 

Fecha y hora actual: Jue Dic 12, 2019 4:05 pm
Entre para ver sus mensajes privados | Login
Adiós

 
#
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Nuestros relatos -> Drama
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
AMANDO






Registrado: 19 Mar 2009
Mensajes: 117




MensajePublicado: Mie Ago 26, 2009 9:25 am    Asunto: Adiós Responder citando

Adios.

Me llamo Juan, y hoy es mi cumpleaños. No soy ningún chaval y las fuerzas me flaquean, cumplo 78 abriles y desde hace unos cuantos, ando con muletas por esas empinadas callejuelas que visten la ciudad donde vivo. Pero no importa, uno se hace a todo y con esfuerzo pero con paso firme voy a todas partes. Ignoro qué es lo que me impulsa a escribir y contaros todo esto, lo cierto es que no es nada interesante, tan solo el aspecto de una vida más, una entre millones.
Todos arrastramos nuestra cruz, algunos acarrean una carga más pesada que otros, pero carga al fin y al cabo, así que si no queréis aburriros con mis tonterías, dejad de leer.
Todo empezó con la muerte de mi hijo mayor, fue algo horrible, jamás superaré que mi hijo no me sobreviviera, pues la ley no escrita de la vida dice lo contrario, sin embargo sucedió así. Mi pobre mujer no pudo soportar la perdida de mi primogénito y murió de dolor un año después, si amigos, de dolor. La pobre me dejó completamente solo y medio inválido, bueno, eso no es del todo cierto, tengo otro hijo que me ayuda en lo que puede, pero aún así me siento terriblemente solo, desamparado.
Él vive en su casa con su familia y yo, yo no puedo abandonar la mía, ya sabéis, tantos y tantos recuerdos que me acompañan, imposible abandonarla pues, con mis limitaciones, sigo donde debo estar, en mi casa, que es lo que deseo.
Lo más pesado no es arrastrar mis piernas a golpe de mis debilitados brazos mientras apoyo todo el peso de mi cuerpo en ambas muletas, no, ojalá fuera eso, lo mas pesado es la soledad, si, la terrible y angustiosa soledad con la que convivo.
Si supierais lo difícil que es tragar un bocado de nada cuando estás solo en tu casa. En ocasiones voy a ver a mi hijo y almuerzo con él, ya sabéis, me apetece ver a mis nietos, sobre todo al pequeño, que cosita más preciosa y cuánto me quiere. Sin embargo, al rato vuelvo a mi soledad, que por otra parte, no me abandona ni cuando estoy disfrutando de mis nietos.
Y la noche, ¿Qué contaros de la noche? Las noches se hacen eternas contemplando las fotografías de los míos, envuelto en esa desgarradora melancolía en la que me sumo una y otra vez sin que pueda por un instante sacudírmela de encima, me atenaza cada noche con sus garras invisibles y me oprime, cada vez con mayor intensidad, con más y más fuerza si cabe, soy presa fácil y ella lo sabe, lo sabe y se ceba conmigo, sin dejarme escapatoria posible.
Cada día es especial; el santo de mi mujer o de mi hijo fallecido, el aniversario de su muerte, el de su onomástica, el día de su boda, de la mía, el día de los difuntos, Navidad…, por desgracia no hay día en el calendario que no encierre una fecha especial y eso, eso no es bueno, pues mi agonía es eterna, sencillamente no acaba nunca. Para mí no existe un nuevo día, existe un nuevo suplicio, algo a lo que he de poner fin, sin remisión.
No creo en el infierno, de lo contrario no haría lo que estoy haciendo, simplemente sé que he de acabar con esta soledad y reunirme con los míos, aquí, aquí yo ya no hago nada, en todo caso soy un maldito estorbo para mi hijo y en cambio ellos, ellos me esperan, sé que me esperan.
No podré resistir otro invierto tan largo, es demasiado para mi alma y ya la tengo tan desecha que quiero conservar un trocito para ofrecérsela a ellos, así que, como imagino ya habréis entendido, me despido de todos, sobre todo de mi hijo y mis nietos, pero ellos, ellos también entenderán mi adiós, pues mi hijo y mi mujer son los que realmente me necesitan.
Se acabó pues, la carga, cesó la agonía, enterré la soledad, ahora, ahora espero encontrarlos, si, espero encontrarlos, pues de lo contrario, qué sentido tendría haber vivido. ¿Verdad que me esperan? ¿Verdad que la vida tiene un sentido? ¿Verdad?.

_________________
Visita el blog de la novela El Sexto Sol, estamos sorteando varios ejemplares.
http://bloguay.com/elsextosol/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Mostrar mensajes de anteriores:   


#
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Nuestros relatos -> DramaTodas las horas son GMT + 2 Horas
Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Designed by:wordpress designcell phone reverse directory

Crear foro | foros de Literatura & Poesía | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo